¿Quieres ser autónomo?

Home / Sin categoría / ¿Quieres ser autónomo?

¿Quieres ser autónomo?

¿Estás pensando en independizarte y montar tu propio negocio?

Averigua en este artículo los gastos e impuestos que conlleva hacerte AUTÓNOMO.

 

Alta en Autónomos. ¿Qué costes tiene?

El Alta es un trámite gratuito. No obstante, salvo que contrates un profesional que te asista o lo realice en tu nombre, lo que sí cuesta muchísimo es no perderte en la maraña de exigencias y trámites administrativos que impone y exige la Administración para lograr tal fin.

 

(1) La cuota. ¿Cuánto tengo que pagar al mes?

Se trata de una cuota fija que tendrás que pagar todos los meses, independientemente de lo que ganes. Puede variar un poco, dependiendo de tus circunstancias personales:

 

AUTÓNOMO SIN BONIFICACIONES: 264€/mes. Con carácter general, es la que suele pagar todo el mundo, salvo que debas pagar un poco más por corresponderte la cuota societaria o, un poco menos, porque puedas aplicarte alguna deducción.

 

AUTÓNOMO SOCIETARIO: 315€/mes. Tienen que pagar esta cuota mayor que la general aquellos autónomos que, o bien son socios de una sociedad mercantil, o bien, tienen más de DIEZ trabajadores a su cargo.

 

AUTÓNOMOS CON BONIFICACIONES. LA TARIFA PLANA.

   55,78€ durante los 6 primeros meses (0-6 meses)

134,06€ durante los siguientes 6 meses (6-12 meses)

186,25€ desde los 12 hasta los 18 meses, dependiendo si eres menor de 30 años, en el caso de los hombres y de 35 años, en el caso de las mujeres.

 

 

(2) Impuestos. ¿Cuánto tengo que pagar al mes?

Mientras que la cuota de autónomo es un importe fijo al mes (se paga lo mismo independientemente de lo que factures), los impuestos suponen un coste variable que, como su propio nombre indica, varían en función de lo que facture el autónomo.

 

I.R.P.F.

Si recuerdas, cuando eras empleado por cuenta ajena, en la nómina de tu antigua empresa te hacían una retención todos los meses a cuenta del impuesto sobre la renta (IRPF) que cuando meses más tarde, mayo o junio del año siguiente, hacías la declaración de la renta, deducías puntualmente de los ingresos que habías tenido el año anterior.

 

Pues bien, en el caso de los autónomos es parecido. Cada TRES meses deberás presentar una declaración de IRPF. Deberás declarar cuánto has facturado esos últimos meses.

 

La fórmula para calcularlo, a priori, es sencilla:

INGRESOS – GASTOS x RETENCIÓN = CUOTA

 Imaginemos un autónomo que ha facturado en los últimos 3 meses 6.000€ de base (sin contar el IVA) y que ha tenido 2.000€ de gastos. En la declaración trimestral de IRPF tendría que ingresar 600€.

 6.000 – 2.000 x 15% = 600€

 

Hay que dejar claro que esos 600€ no son tus impuestos finales. No es lo que tienes que pagar definitivamente. Son un ingreso a cuenta de tu declaración de la renta de ese año (la que presentarás la primavera-verano del año siguiente). Será ahí donde, en función de lo que hayas ganado durante todo el año y las posibles deducciones que te sean aplicables, calcularás lo que te toca pagar finalmente. A ese importe le restarás los 4 ingresos que, cada tres meses, habrás presentado como en el ejemplo anterior. Si el resultado de esa resta te sale positivo, te habrá salido una “renta a pagar”, si te sale negativo, estarás entre los afortunados que les ha salido “a devolver”.

 

I.V.A.

En realidad no es un coste. Más bien diría que se trata de una obligación inexcusable, un trabajo, que te impone la Administración Central: mientras seas autónomo te vas a convertir en su RECAUDADOR. Lo primero que hay que entender del IVA es que, el autónomo, actúa como un intermediario entre el consumidor final (quien paga el IVA) y el Gobierno central (quien cobra ese IVA). Hay que tener claro que, como autónomo, aunque ese dinero esté un tiempo en tu caja o cuenta bancaria NUNCA VA A SER PARA TI.

 

No obstante, lo bueno que tiene este impuesto es que, grava la entrega de bienes o prestación de servicios a consumidores finales. Es decir, tú no deberás pagar el IVA soportado en el ejercicio y desempeño de tu actividad profesional. Como se suele decir comúnmente, PODRÁS DEDUCÍRTELO. Pero ten cuidado. Es un impuesto muy cerrado y formal que exige determinados requisitos que deberás cumplir si quieres deducirte todo o parte de un IVA soportado (consulta a tu asesor).

 

Cada TRES meses tendrás que presentar una declaración de IVA en la que ingresarás a la cuenta de la Administración el resultado de la siguiente resta:

IVA DEVENGADO (cobrado a clientes)

– IVA SOPORTADO (pagado a proveedores)

———————————————————

IVA A INGRESAR

Otros posibles gastos:

– Alquiler Local.

– Vehículo.

– Herramientas o material de trabajo.

– Telefonía e Internet.

– Gestoría, asesoría.

– Empleados.

– Publicidad, tarjetas, etc..

 

Con los ejemplos que hemos descrito arriba puedes hacerte una idea de que, para que un autónomo casi SIN GASTOS, que desarrolla su actividad con un móvil desde su casa y sin empleados, pueda ganar unos 1.000€ al mes (después de pagar cuota, IRPF e IVA) deberá facturar a sus clientes como mínimo entre 1.500€ y 1.900€ dependiendo de sus circunstancias personales. Lógicamente, éste último, es un supuesto muy de “laboratorio” que referimos sólo para dar una ligera o somera perspectiva.

 

Para una información más exacta y veraz no dudes en consultarnos y encontrarás también un poco de humor a este respecto en nuestro canal de youtube: https://youtu.be/RCuwK7VYEvU

Recent Posts

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar su navegación en la página web, conocer cómo interactúas con nosotros y recopilar datos estadísticos. Por favor, lee nuestra política de cookies, para conocer con mayor detalle las cookies que usamos, su finalidad y así como poder configurarlas o rechazarlas si así lo considera.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button