Viviendas de Protección Oficial

Home / Sin categoría / Viviendas de Protección Oficial

Viviendas de Protección Oficial

Cuando se accede a una vivienda de protección oficial (VPO) hay que tener en cuenta determinadas acciones que pueden hacer que acabemos perdiéndola:

1. NO OCUPAR LA VIVIENDA.
El propietario tiene la obligación de entrar a vivir en un lapso de tiempo relativamente corto. De hecho, este es el motivo más habitual de expropiación. A la inspección le gusta hablar con los vecinos y suelen fijarse en el correo agolpado en el buzón, las persianas bajadas o en la ausencia de consumos de agua y luz, por ejemplo.

2. QUE NO SEA NUESTRA VIVIENDA HABITUAL.
Utilizar una VPO como vivienda vacacional es una falta muy grave. Del mismo modo tampoco puede ser utilizada para comercio u oficina. Su uso está restringido al de vivienda habitual.

3. CEDERLA O ALQUILARLA.
Da igual que sea gratuitamente o percibiendo una cantidad por ello. Si la inspección detecta, por ejemplo, correo en la vivienda a nombre de terceros puede ser un motivo para iniciar un expediente.

4. NO PAGAR LOS PUNTUALMENTE LOS PLAZOS.

5. HABER FALSEADO LA DOCUMENTACIÓN.
Suele detectarse a menudo por la inspección el decir que aún forman parte de la unidad familiar hijos que ya se han emancipado, por ejemplo.

6. VENTA FRAUDULENTA.
No cumplir el plazo mínimo de tiempo estipulado por cada Comunidad Autónoma para poder venderla o no respetar el importe máximo de venta fijado por ella también pueden conllevar aparejada la expropiación de la vivienda.

La VPO es una excelente opción siempre que tengamos claro que nuestras obligaciones no acaban cuando la conseguimos.

Recent Posts

Leave a Comment

joven-estudiosplusvalia